¿Qué debes hacer después de una entrevista de trabajo? Ante todo, ¡mucha calma!

after-entrevista

Lo has conseguido, te han llamado de una entrevista de trabajo, la has realizado y llega la pregunta del millón: ¿y ahora qué? Ante todo, lo principal es mantener la calma, tener paciencia y seguir nuestros consejos para saber diferenciar entre “estar interesado” y “ser pesado”, y que la empresa valore firmemente tu candidatura. ¡Te ayudamos!:

  • Haz balance y toma nota. Lo primero que tienes que hacer es relajarte y hacer un balance reposado sobre lo ocurrido durante la entrevista. ¿Ha ido bien? ¿Qué debo mejorar? Apunta tus impresiones en una libreta, y tendrás una lección valiosísima para futuras ocasiones.
  • Manda un mensaje al encargado de la selección. Es importante y hará que te diferencies de la mayoría de los candidatos. Si tienes su correo electrónico, un texto cordial y agradecido, mejor breve, será perfecto, o también un mensaje a través de LinkedIn si estáis conectados.
  • Mide los tiempos. Lo peor para la impaciencia es la falta de información así que durante la entrevista puedes preguntar, si no te lo indican, cuál va a ser el siguiente paso del proceso de selección, así sabrás si te van a responder aunque no seas el elegido, y por qué vía lo harán: teléfono, correo electrónico, etc…
  • Sigue buscando y distráete. Ante todo, no te obsesiones si no te llaman. Busca una ocupación que te guste realmente y te ocupe la mente y apúntate a más ofertas para no jugar sólo a una carta.
  • Y si te vuelven a llamar... ¡responde rápido! Te han vuelto a contactar, por lo que estás de enhorabuena. Contesta sin hacer esperar y muéstrate entusiasmado por haber pasado a la siguiente fase o, quien saber, haber sido ya el elegido.

Por lo tanto, saber medir los tiempos después de la entrevista de selección y un mensaje que implique interés pueden ser claves para marcar la diferencia en el proceso y que resultes elegido. ¡Ve por ello!