Escribe una carta de presentación perfecta para diferenciarte

carta-presentacion

Dice el refrán que lo que bien comienza, bien acaba, por lo que una de las principales claves para elaborar un currículum perfecto debe ser la carta de presentación. No te puedes permitir ningún fallo en este punto porque puede que determine que el responsable de selección de personal siga leyendo….o no, así que como siempre, te damos unas claves para que triunfes con tu carta desde el principio, te distingas de los demás en su contenido y, quien sabe, quizás puedas tener un final feliz consiguiendo el puesto. ¡Adelante!

  • El destinatario, mejor con nombre y apellidos. Si vas a escribir una carta de presentación, primero deberás determinar a quién la diriges y lo ideal será intentar hacer un poco de “investigación” para saber el nombre, apellidos y cargo de la persona responsable. Pero si no lo sabes, tranquilo, dirige la carta a nombre de la empresa y su departamento de Recursos Humanos.
  • Sé diferente. Ya desde el principio intenta huir de un formato aséptico de carta, y desmárcate indicando qué es lo que te atrajo del puesto de trabajo desde que viste el anuncio, demuestra que conoces la empresa previamente y despierta su interés: ver tu motivación hará que sumes puntos en el proceso de selección.
  • Fomenta el diálogo. Sin renunciar a tus opiniones, puedes aceptar que otros tengan un punto de vista distinto. Adopta una actitud constructiva y trata de expresarte con claridad para que tu compañero te responda de la misma manera.
  • Habla de ti. Explica sin rodeos cuáles son tus objetivos y el puesto en el que encajarías según tu HV. Si no cuentas con experiencia, resalta tus puntos fuertes (orientación al cliente, trabajo en equipo, etc…) para que el encargado del proceso de selección vea tu versatilidad.
  • Ojito con las erratas. Este punto es fundamental porque puede decidir que sigan leyendo o no. Tu carta debe ser formal, educada y, sobre todo, sin erratas ni faltas de ortografía, así que revísala o que te la revisen antes de enviarla.
  • El cierre, que enganche. El mejor fin para una carta de presentación debe ser el que muestre interés e intente conseguir una entrevista cara a cara, así que vuelve a dejar claro tu interés “quedando a su disposición para un posible encuentro/entrevista”. Y por supuesto no te olvides de firmarlo.