Cómo logran las empresas que nos impliquemos: la Responsabilidad 360º

impliquemos-360

Un buen ambiente de trabajo es, sin duda, la clave para que los empleados se impliquen, y si además nos sentimos bien con los jefes, compañeros y tareas encomendadas, rendiremos más y la empresa, obviamente, funcionará mejor. Esta es la clave de la denominada Responsabilidad 360º, en la que el objetivo es “sumar todos” del primer al último integrante dentro de la compañía, asumiendo como propios los objetivos. Veamos las claves para lograrlo:

  • Las metas tuyas son las mías. La compañía debe explicar claramente cuáles son sus objetivos para que los empleados los compartan y asuman como propios, caminando de esta manera todos juntos hacia la Responsabilidad 360º.
  • La comunicación es clave. La comunicación interna y externa es fundamental para que las empresas funcionen bien, y la compañía debe implicar a todos en este proceso, decidiendo los mensajes a comunicar, personas a las que se dirige y canales para hacerlo, como puede ser la intranet.
  • Motivación y participación. Los empleados deben de estar motivados y hay muchos métodos para lograrlo: incentivos, actividades paralelas al horario laboral para fomentar la sensación de grupo y también, impulsar los procesos de participación en la toma de decisiones.
  • Formación para avanzar. Aprender y formarse es clave para el crecimiento y desarrollo de los trabajadores, y la empresa debe tenerlo en cuenta ofreciendo la posibilidad de realizar cursos de formación. Además, los empleados se sentirán valorados porque ven que la empresa confía en ellos.
  • Crear expectativas. Muchos empleados no se sienten motivados por la falta de expectativas y promoción interna, por lo que las empresas que cuentan con un plan de carrera y se preocupan por la mejora de su plantilla garantizan, la implicación de los trabajadores.

Las empresas, en definitiva, deben dedicar más esfuerzos a atraer y retener profesionales y mejorar el employer branding, es decir, dar una mejor imagen de empresa dentro y fuera de sus oficinas y para conseguirlo, es clave implicar a sus empleados.